¿Cómo puedo mejorar como traductor?

Ésta es una pregunta que puedes hacerte en cualquier momento de tu carrera como traductor. Lo anterior es resultado de una búsqueda por mejorar o reinventarte. Tomando esto en cuenta, queremos ayudarte con algunas ideas. Para ello, redactamos esta breve nota que sugiere algunas fuentes de información e ideas de otros artículos. ¡Esperamos te sean de ayuda!

Leer es el camino.

La lectura siempre hace acto de presencia al pensar en producir un texto legible, bien escrito y que cumpla con las reglas gramaticales y ortográficas del español. Leer mucho, y a buenos escritores, es un excelente camino para producir textos legibles y comprensibles, además de que ayuda a generar un estilo propio que dé un valor agregado a la traducción. Es muy nutritivo leer diferentes tipos de materiales.

Por supuesto, una práctica sana es releer y revisar con atención lo que se ha traducido. Esto permite detectar errores u omisiones que en un primer momento pueden pasar inadvertidos.

La curiosidad necesita alimento constante.

Una cita del libro de Marina Orellana:

Al igual que el buen nadador, el traductor debe estar preparado para nadar en todas las aguas, es decir, lanzarse a traducir un texto sobre materias que desconoce, o conoce poco, y hacerlo de manera satisfactoria con todos los recursos a su alcance (bibliotecas, diccionarios, material de referencia, etc.)”.

Desde luego, para hacerlo con éxito, es necesario leer sobre diferentes disciplinas y materias, lo cual ampliará el vocabulario del que disponemos y nos familiarizará con términos coloquiales o técnicos. Lo anterior, permitirá encontrar las palabras dentro de un contexto más apropiado para el lector que recibe la traducción.

Para mejorar como traductor hay que ser proactivos y no hay nada mejor que estar atentos a lo que nos rodea, tener sed de aprendizaje y estar dispuestos a seguir formándonos.

Herramientas.

El uso de diccionarios, tanto generales como especializados, ayuda a formar un vocabulario más amplio. Además de otorgar una variedad de sinónimos y expresiones que otorgan un estilo propio, versátil y original. Esto evitará que parezca que se repiten palabras, incluso en contextos muy diferentes.

Para lo anterior, les compartimos un diccionario en línea.

También es indispensable recurrir a fuentes de información fidedignas del campo que se esté traduciendo. Por supuesto, es parte del deber como traductor, utilizar páginas avaladas académica o institucionalmente. No está de más poder preguntar directamente a una persona conocida que sepa más que nosotros del campo en el que estemos trabajando.

Para tomar acción en la mejora como traductores, recomendamos leer la nota sobre el examen de certificación de la ATA, la cual puedes encontrar en este enlace.

 

Agradecemos el apoyo de Francisco Manuel Juárez Guerra por su aportación en esta nota.

 

Fuentes:

https://enlalunadebabel.com/2016/02/22/10-claves-para-mejorar-como-traductor/

 

 

Deja un comentario