Notas sobre documentos apostillados

¿Cómo se debe traducir una apostilla?

¿Qué es una apostilla?

 

Es muy común que recibamos documentos apostillados para traducción. Por lo anterior, consideramos importante compartir con nuestra red algunos conceptos de lo que es una apostilla y cómo tratar su traducción en México.

 

La apostilla de la Haya es un método simplificado de legalización de documentos a efectos de verificar su autenticidad en el ámbito del derecho internacional privado. Puntualmente, consiste en una hoja que se agrega a los documentos y que la autoridad competente estampa sobre una copia del documento público.

 

Esta estrategia de apostilla, fue introducida como método alternativo a la legalización por el Convenio de La Haya (también conocido como Convención de La Haya o Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado), de fecha 5 de octubre de 1961. Por lo anterior, no todos los países del mundo son firmantes del Convenio de La Haya, por lo que en los casos en los que el país en cuestión no lo suscriba, no quedará otra opción que la legalización. Se puede visitar el siguiente enlace para ver cuáles son los países firmantes del Convenio.

 

En resumen, la apostilla es un documento del gobierno, de uso internacional, que sirve para certificar que el funcionario o persona oficial que firma el documento original es una persona existente, autorizada y calificada para firmar o sellar el documento en cuestión.

Traduciendo un documento apostillado.

A continuación presentamos un ejemplo de una apostilla traducida.

 

APOSTILLE

(Convention de La Haye du 5 octobre 1961)

 

  1. País………………………………………………………………….

El presente documento público

  1. ha sido firmado por………………………………………….
  2. quien actúa en calidad de……………………………….
  3. y está revestido del sello/timbre de………………..

Certificado

  1. en………………………..
  2. el día……………………………
  3. por……………………………………………………………………
  4. bajo el número…………………………………………………
  5. Sello/timbre: 10. Firma…………………………………….

 

Consejos útiles al recibir una traducción que incluya apostilla.

 

Vale la pena mencionar que el artículo 4 del Convenio de la Haya establece que la apostilla puede ser redactada en la lengua oficial de la autoridad que la expide y las menciones que figuren en ella pueden estar escritas en una segunda lengua; no obstante, el título “Apostille (Convention de La Haye du 5 octobre 1961)” permanecerá en lengua francesa.

 

Se puede consultar el Convenio y leer sus artículos en este enlace.

 

Por lo tanto, no es obligatorio traducir la apostilla de La Haya a pesar de que en una traducción jurada, todo el material original debe estar traducido a la lengua de destino. Sin embargo, se recomienda traducir la apostilla.

 

Para mayores detalles, visita nuestro artículo de los requisitos que debe cumplir una traducción para ser presentada ante COFEPRIS.

 

Fuentes: Blog del traductor jurado, página de la HCCH.

 

Agradecemos la aportación del traductor Oscar Daniel Brash Arias.

Deja un comentario